[esperando a corot #1] -registro en construcción-

Aquí es donde se plantea una cuestión que vengo desarrollando hace algunos años en mi trabajo: qué decir, cómo decir (S.Beckett) y dónde decir. Se buscan de ante mano unas teorías (qué), luego unos materiales y unas dimensiones (cómo), unas locaciones, unos muros (dónde), que en consecuencia y repetición, en este mural Esperando a Corot, aparece un sentido o tal vez un instante de aparente geometría, donde algún mensaje quiere llegar pero no termina de hacerse entre los códigos visuales que van de emisor a receptor, de artista a espectador.

Este proyecto se germina a partir de la necesidad de representar la imposibilidad del lenguaje, cuyo resultado es la carencia de significado que tienen las cosas, la vida, los actos del ser humano, la política, el arte mismo. La imposibilidad, como esa falta de comunicación fundamental entre las personas, entre artista y espectador, entre pueblo y soberanía, entendido entonces como la dificultad de decir algo, de comunicar algo, de ser escuchados, algo que muy pocas veces logra ocurrir.

El mural busca poner en tensión la mirada de la obra de arte y la mirada del espectador, del transeúnte. Dicha tensión, es una comunicación silenciosa, es una comunicación de orden visual.

El nombre Esperando a Corot, proviene de la obra Esperando a Godot, de Samuel Beckett, mismo autor en el que he inspirado otros trabajos. Esperando a Corot aparece en una búsqueda fortuita de imágenes una tarde en el taller que tuve temporalmente en Santiago de Chile, me encontré con un libro de pinturas de Corot. Me quedé mirándolas, observando desde lejos, pensando en qué era lo que buscaba comunicar el pintor con algunos retratos. En algunas de sus páginas encontré unos detalles, y luego de intentar reiteradamente de entender que diablos me querían decir esas ilustraciones, esas pinturas, no logré llegar a ningún puerto.  Pensé inmediatamente en lo repetitivo, en las fotocopias, en Beckett, en Godot, en eso donde nada cambia, donde nada llega, donde el lenguaje entre artista y espectador se presenta como una imposibilidad muchas veces.

OBRA ORIGINAL [Esperando a Godot] de Samuel Beckett

-Resumen extraído desde Wikipedia-

Esperando a Godot (en francés: En attendant Godot), a veces subtitulada Tragicomedia en dos actos, es una obra perteneciente al teatro del absurdo, escrita a finales de los años 40 por Samuel Beckett y publicada en 1952 por Éditions de Minuit. Beckett escribió la obra originalmente en francés, su segunda lengua. La traducción al inglés fue realizada por el mismo Beckett y publicada en 1955.

La obra se divide en dos actos, y en ambos aparecen dos vagabundos llamados Vladimir y Estragon que esperan en vano junto a un camino a un tal Godot, con quien (quizás) tienen alguna cita. El público nunca llega a saber quién es Godot, o qué tipo de asunto han de tratar con él. En cada acto, aparecen el cruel Pozzo y su esclavo Lucky (en inglés, afortunado), seguidos de un muchacho que hace llegar el mensaje a Vladimir y Estragon de que Godot no vendrá hoy, “pero mañana seguro que sí”.

Esta trama, que intencionalmente no tiene ningún hecho relevante y es altamente repetitiva, simboliza el tedio y la carencia de significado de la vida humana, tema recurrente del existencialismo. Una interpretación extendida del misteriosamente ausente Godot es que representa a Dios (en inglés: God), aunque Beckett siempre negó esto.

[esperando a corot #2] -en contrucción-

pruebas