UNA LÍNEA

 

una línea por sobre dos puntos

unas hojas alargadas bajo una rama sobre dos hojas sobre la tierra en la tierra

ramas hojas puntos y líneas en lo negro y en lo blanco

hojas y dos líneas y un gran blanco

un blanco sólo sobre la tierra y al centro

cuarenta y cinco grados de hoja con un sensible piquete negro que trasluce la tierra

líneas tendidas al costado de una figura y una extrema oscuridad

única que fulmina los círculos que no hay en el centro

 

y las partes de encima

en medidas irregulares

como las ciudades

ese mismo aspecto:

 

una línea por sobre dos puntos

unas hojas alargadas bajo una rama sobre dos hojas sobre la tierra en la tierra

ramas hojas puntos y líneas en lo negro y en lo blanco

hojas y dos líneas y un gran blanco

un blanco sólo sobre la tierra y al centro

cuarenta y cinco grados de hoja con un sensible piquete negro que trasluce la tierra

líneas tendidas al costado de una figura y una extrema oscuridad

única que fulmina los círculos que no hay en el centro

 

EL LUGAR

 

el lugar de uno

soplado por el ventilador de esta casa

es el mundo entero partido por                                                                                                           p

a

r

a

l

e

l

o

s

y meridianos

 

ya sé que nadie vendrá a darme dinero por esto

y habrá que llamar a los geógrafos a los de electricidad

a los perros que aúllan sin nombre

y entre los humedales callarán las coordenadas

 

el lugar de uno

es un vacío entero

nadie vendrá a lo sagrado

 

INTERZONA

 

la estatura de la estatua degollada

la fantasía de las masas en las avenidas

caulle caulle este silencio espantoso

pasan las estaciones

en una ciudad sin pasto llena de noticias

 

dónde decir de cómo decir

disfrazar la flaqueza

y las locuciones

moldear las frases apretándoles la blusa

ventilando las hogueras

las axilas de chile

funciones psicomotoras del interlace a la zona

la zona de la interzona

la frase de la interlace

 

las psicomotoras de las funciones los pasajeros

estacionan una temporada

y se llevan nuestra ropa interior en su maleta

con la frase

 

dónde decir

 

este frío de la carne en huelga

que no cesa de operar las condiciones de uso

los argumentos de los simuladores en la batalla

de una generación amarillenta que patalea

 

nada debe decir de esto

 

nada deben decir las locuciones

las llamadas larga distancia a Irán a Pakistán

los pasajes de la reconquista

las menciones y los límites entre el sol y el cuerpo de guerra

 

nada deben decir

 

aunque descorche la fiesta un día hábil

y la carne se sostenga con las ruinas del olimpo en llamas

nada deben decir

 

de la epifanía de estas colmenas con sed

que buscan de nosotros la belleza y el caos en cada cuenta

 

tú que estás tan lejos de mi doble

de ser la carátula del diablo

de hacerte a babor con esta escasa luz

de estrechar a tus demonios para que se enciendan

y te burles de las falsas izquierdas

 

y descendamos en la ciudad y el pasto

y el vino y la recepción

nada deben decir al llegar el día

nada deben decir de estos parajes    hechizos

de esta arquitectura animada

 

 

donde vuelve el reflujo del Chile organizado

en todas las axilas y los tractos digestivos el centro

con la faja angosta en que nadie respira

ni tiene tierra

 

nada quiere decir

 

más que cuando el desamor me arrancó una vez el oleaje

se hicieron noticias

de estas castellanas refrigeradas

de estos pagos del azar

de estos decires lejos del campo

 

ESTOS ESQUELETOS

 

 

estos esqueletos

serían órbitas

collar de hostias jabonadas en este dormitorio

repetidas veces en un escritorio follándose una vieja máquina numeral

flameante como una industria de banderas japonesas

 

o las alcancías qué serían de este cuerpo

con cada ranura entre las costillas

nada

pues se comportan como relojes de pulsera

o todo tipo de cosas parasolares al cuello y las manos

joyeros del cuerpo

 

cuanto astro y coño de aroma rasurado

un par de tonos desarreglados dibujan

mientras las osamentas agudizan el guisado fino como palote

en los coligues se hace vino

persona y lengua

gallina y perro

 

se apaga la luz

 

en frío

 

voy

lejos

catalejo

repulso

ajeno

ajenjo

reflujo

de mi esófago siempre ardiente

en delirios

lirios

posteriores

postrados

en un tráfico distante

en la partida

de la melodía

al caso de escribir

comprimir

exprimir

remedar la letra

acelerar la letra

bisturí a la letra

entrar la letra

deletrear la letra

o letra por arcar

descender

burlar

desde

acá

empacarla

largarla

hacerla andar

rodar

ritmotear

sedar dar cuenta de esto

incierto

profano

lejano insulto

de gran carcajada

amordazada

amoratada y descolorida

eriza

ida del pellejo del eje del hereje

y su ojo abierto

hambriento

amanotándome la prisa

la ebriedad

la edad

el existir

es decir

vivir del viaje

una vez corvada la letra

angustiada

declamada

en la sienes de

este mi silencio

acaso aliento al movimiento

fundamento

del oído humillado

vuelto a la muerte

alcanzado por la noche

en una letra que estricta el reposo

en verso

no proso

cual edíptico elíptico que espanta

y horroriza

y vamos por universos gimientes

amantes

dementes

mis muslos

robustos

entonces caí

y fui sepultada

dentro de la serpiente

F

 

colgada ya en las ramas de las ciudades

colgada del pino en el salón las ramitas

vacío y geométrico / soleado a las 7

sonado a las 10

 

cuando uno ve pasar la vida

¿qué es lo que ve pasar?

una luz rasante

fiesta

fausto

fe

 

F2

 

el funeral del sujeto apenas comenzaba a realizar el ejercicio de desprendimiento

ni aire en las fábricas los bares vacíos

la mordida de la araña

piraña y lobo envejece el positivismo

la amarga menta y el licor de prendas cortadas a tajo

violadas con el presentimiento

 

cuando comencé a transcribir cierto ejercicio de desesperanza

ese fragante caos mundial

imperturbable autorretratado en su refrigerio me ofreció la tumba

 

y comencé a resbalar en cierto ejercicio de resintonización

 

se han roto las conexiones de ayer y antes

han caído troqueladas las marismas

se echaron a correr las letras por el epitafio

 

no hay perdón de dios

no hay pasión de dios

no hay prisión para dos

no hay divinidades

 

comencé a rebobinar cierto ejercicio de desorientación

estando fuera de sí y dentro de este cuerpo

buscando debajo del cielo el cielo

pendiente________atropellada por el rodar

vagando entre el sí y el no

 

comencé a resaltar cierto ejercicio de clausura

 

humo y risa versátil la piel es yeso

cimas todo de firmas en blanco

ante la dureza y la blandura vivas

entre lo innombrable y lo inasible: la mofa de Sísifo es médula y hueso sin descanso

 

 

siniestra la apuesta,

entre las pajas se acuesta

gallo de roja la cresta

lírica kikirikiante que despierta

 

siniestra la apuesta

que entre las arenas se sumerja

la serpiente escamas diestras

ha mordido la muerte

su venena belleza

 

siniestra la apuesta

entre el barro se revuelca

el chancho de grasas sueltas eterno corral para tal ignorancia en carne fresca

 

kikirikiiiiiiii                                           tsssssssss tsssssssssssss

 

hgruuu hgruuuu

 

hgruuu   tsssssss   hgru hgru kikirikiiiiiiiiiiiiiiiiiii tsssssssssss tss

 

el chancho ganó la apuesta

el gallo se vistió carne fresca

la serpiente entre las pajas

se tiñó de roja cresta

 

siniestra la apuesta corral enraizado en un kikirikiante crónico

 

 

F4

desde esta ventana no se ven más que incendios

 

un ruido desaloja la costa

cualquier pensamiento desinfla el flotador

horas contra la marea y la profundidad ocasa espíritu

calor de cielo trona deslizándose

marrón río abajo los pueblos son devorados

engaño que se sienta sobre las construcciones altamar

 

los que corren de nada sirve_______de nada sirve

para estar de pie ante tal miseria y desidia

 

cerebro de pulmones de bandurria grita

en el campo a cielo rajado y lluvioso

 

acantilada retina

fuerza del terreno

mar del vejamen

 

F5

de este frío y esta alucinación

 

poco más de la misma cascada de ánimas

que cuando no flirtea con el pasado

nada más vaga como testimonio a cuestas

pues no habrá vejez

ni lágrimas para hacer donaciones

está justa toda piedad

toda caridad

y agotadas las frazadas

 

y/o

 

entre el abismado conjunto de las ideas, sus turnos de medianoche, los regocijos mentales, y estas mecedoras de la soledad o los cataclismos hormonales sin corazón, y los puros y furtivos actos, estoy, conforme, protesto, con gusto, porque rota la tremenda necesidad de amar, queda desocupada la pieza de toda limadura, desarticulada la impresión de todo tedio, y en uno, y no en sí, y fuera del otro e intrínsecamente en el sistema, se obtiene el recurso vital soltando los huesos –que fácil, que falsificado– flor de lo matutino, estupenda elongación de carne tan humana al empaparse, transpirada la conmoción más fuerte que cualquier encanto, habiendo dejado que se haga esta condena la excitación más trágica cuando la mudanza asciende con desatino y se llena de bultos la custodia del terminal de cargas o se siente listo el cuerpo para salir a correr

 

 

cómo no este frigorífico

que almacena mis tardes

 

soplarse los oídos

verse en la transparencia

sacudir la cabeza

y sumar su peso

rayarse en la hoja

hacer una fiesta desviándose

cortar las partes

estar en el tono

volverse adicta no dejar de hacerlo

hacerlo

timbrarse el sello

y autopostearse

echar en saco roto el agua

rebobinar el aguacero

limpiarse de lo ajeno

con té y azúcar quemada

golpear la cucharÁ

y todos los instrumentos de la casa

faltar a la disciplina

vender imanes

tableros musicales

no dejar las herramientas

salir al patio a comer

desnuda

tomarse la sopa con alguien

hacer el amor y dormir

pasar la noche cantando

no decir quién vino

 

 

 

un par de mirlos dibujados en un florero

 

un café con leche como García Madero

soy tierna como lechuga o los corderos sin cabeza de Cumpian

a, y flor por nube

eso también

 

acaso un melocotón batido

que te va sacando respiro

 

se me abren las piernas

me muevo como me muero

puedo galopar si me deseas

 

aeroplano y cuervo

como pestaña tapa oído esculpe ceja

tan leve expresión un mensaje mar penetro

no me dejes de entrar

no me dejo salir

me digo

abrázame la cintura en F.M.

que está pasando la noche

y algo de sagaces fríos tenemos

sobre un caballo lechos como sobre intentos

el florero de mirlos que se besan volando

este medio día camino a la estación de trenes

 

semejantes situaciones actuales de quienes competimos a solas:

 

atraídos por el fanatismo de unos simuladores

en invierno

 

sin dejar la cueva

 

no hubo momento en que renunciara a mi oscuridad

 

 

recién duchada hasta la playa

con el mar en igualdad de condiciones

 

densas y salpicadas sobre el hábitat

 

la profundidad de ciertas cosas

 

pasaron las gaviotas y los aviones

los turistas y las cámaras

mientras el cigarrillo se perfumaba con la sal

 

trincheras fractales

la nieve por llegar

cuánta gravedad hay bajo mi culo

 

revólver la fiera encerrada

 

en este cuerpo

alucino riqueza y no hay mesa servida

 

un lugar impalpable

de la debilidad este puro instante su silencio precipitaciones

el pasado queda lejos Charly

 

mirada estoica sin riendas

 

la Pizarnik alguna vez

 

alguna vez tal vez

es que iré sin quedarme

iré como quien se va

a lo que agregaría:

me uno al silencio

me dejo silenciar

me dejo beber y me dejo decir

 

me uno al blanco

me dejo ir

me dejo a la opacidad

 

maderas jureltrupan, pegadas con cola, clavosdemedia y pulgada

estilizadas con látex negro y abastecidas de fullerías sonoras:

 

chancha coral modulando desde lejos la estación puerca juvenil

hay un héroe respirándose la batalla de leguas corazón boquiabierto

la muerte trae consigo el nacimiento en un sobre cerrado

 

es posible levitar a las 6 de la mañana

soy un gen

 

y después nos convertimos en cadenas

 

que pedalean cuesta arriba y abajo:

cortan y trancan frenos

queda alto el manubrio

se baja el asiento y pinchan las ruedas

 

al menor descuido vamos colina abajo

a contrapunto de paisaje

sin espejo retrovisor el deseo

dejando atrás el enamoramiento de ser ciclistas

 

como no habiendo menor duda

sentimos la nostalgia de un azaroso pedaleo

sumado a un tipo de lejanía inmejorable:

soledad terrorista

autovandalismo amoroso

 

en cuanta esquina la parición de cruces

semáforos incontrolables

va dejando un corte de rayos aceitados

que emana de la dermis cuando somos frágiles

inseparables cuando contrariamente más creyentes

y fanáticos

 

hay berrinche por esta casa

 

se vuelve piedra

y no es más que pluma cuando decide dejarse besar

la noche no se amortigüe en carnales resbalamientos

que son el corazón de la niñez de respaldo alto

bocinas metálicas y rodillas disparadas de los pedales

 

ciudad de post datas

 

aún tengo aliento

cuando de ese

 

se me anuda

 

polutillo anexo a la data

el porte de la plaga

 

arrastro descolumnada

su octava fibromialgia en la obra

cabeza en su motor

su motor se me anuda

panteras y tigres van tras la ciudad

 

qué

tienen

las

islas

que

me

han

golpeado

de

perfil

 

 tiempo sordo denso y fractal

terrorífico hambriento, vulgar

suena como trinchera y no traje la metralleta______